A nivel global la inversión en seguridad alcanzó un aproximado de $367 billones en 2015 y se espera que se dispare hasta los $546 billones en 7 años. La industria Israelí es parte de la batalla en contra del terrorismo global a través de una variedad de herramientas. Conozca una de ellas – la compañía Israelí que vende baterías para drones y misiles a ejércitos alrededor del mundo.

Publicado: 20.03.16, 14:43 Moshe Glanz

“En una de las exhibiciones que visité en China, un comprador Chino se me acercó y al ver el logo de Amicell en mi camiseta, dijo –“Los productos de defensa Israelíes son muy apreciados en el extranjero. Ustedes son la biblia de las baterías”

“Yo creo que este es un gran cumplido, no sólo para la compañía Amicell, sino para todo el estado de Israel también.” La fuente es Izzy Manor, quien ha fundado la compañía Amicell (Amit Industries) hace 27 años, una compañía que provee soluciones únicas de energía para la industria militar.

Una industria que significa cientos de billones de dólares

A nivel global la inversión en seguridad alcanzó un aproximado de $367 billones en 2015, pero esto puede ser sólo el comienzo. Se espera que en 7 años el alcance de la inversión sume tanto como $546 billones. Estas cifras fueron publicadas recientemente en un estudio. Apuntan al esperado incremento en demanda por tecnologías, en un campo donde las amenazas incrementan y cambian constantemente. El ataque terrorista de ayer en Estambul, que les costó la vida a tres Israelís, fue un doloroso recordatorio de los hechos. Es importante, sin embargo, recordar que para la industria Israelí, la cual es considerada entre las más fuertes en el campo, es una oportunidad doble: ayudar lucha internacional contra el terrorismo de manera no comprometedora, a la vez que una considerable oportunidad de negocios.

Una de las pequeñas compañías Israelís en el sector es Amicell (Amit Industries). Esta compañía produce baterías, sistemas de carga y sistemas de control electrónico avanzados diseñados para la industria de Seguridad Nacional. Hoy día, los productos de estas compañías sirven a ejércitos alrededor del mundo –incluyendo las Fuerzas de Defensa de Israelíes- y contribuyen en la lucha contra el terrorismo, a través de la tecnología usada en drones, misiles y más. Las baterías producidas por la compañía son consideradas como las mejores del mundo, estando su capacidad de retención de energía entre las más altas.

¡Ve el artículo!

Un número considerable de soluciones tecnológicas para la lucha contra el terrorismo son producidas en Israel. Avraham Bar-David, quien anteriormente fuera Jefe Oficial de Artillería en las Fuerzas de Defensa Israelíes y actualmente promotor de las compañías Israelíes en el mercado internacional agrega: “Cada herramienta aquí desarrollada está diseñado, primeramente y ante todo, para las Fuerzas de Defensa Israelíes. Sin embargo, están siendo vendidas en el extranjero, ya que todo el mundo enfrenta riesgos y tiene que pelear contra el terrorismo.

Hana Manor, la Directiva de Marketing de la compañía, dice que durante el conflicto entre la Franja de Gaza e Israel, la compañía estuvo trabajando 24 horas al día para producir lo que el ejército necesitaba para combatir en Gaza. La situación fue similar durante la segunda guerra en Líbano, un hecho que por último tuvo combates asistidos, los cuales pueden ser notados por las numerosas cartas de agradecimiento recibidas de parte de cada brazo armado y que se muestran orgullosamente en las oficinas de la compañía.

“Uno podría decir que Israel es considerada una superpotencia en esta área”, agrega Jules Perez, Jefe de la división de Seguridad Nacional, Aviación y Espacio en el Instituto de Exportaciones. “Nosotros Ofrecemos soluciones únicas y avanzadas”. Perez observa que las exhibiciones en las cuales Israel participa con su pabellón nacional, como Milipol en París, junto con exhibiciones en Japón y México, son objeto de gran interés, gracias a la habilidad probada de Israel en el combate al terrorismo y las más avanzadas tecnologías sobre la tierra. “Podría decir que soy contactado desde todos los rincones del mundo, desde estados africanos, países en desarrollo, hasta los Estados Unidos y países que son superpotencias por derecho propio.”

Fotografía y Edición de contenido: Moshe Glanz; Editor: Asaf Oshi, cortesía del Sitio Web de Ynet.